Para qué sirven los cloroplastos

¿Para qué sirven los cloroplastos?  Es una pregunta esencial que suele surgir  durante el estudio de los organismos vegetales para entender el proceso de crecimiento de estos. Ese tipo de orgánulos se han especializado en realizar la fotosíntesis, logrando que la luz del sol que se capta a través de la clorofila, pueda ser convertida en energía química que contribuya a la formación de alimentos necesarios para las plantas.

¿Para qué sirven los cloroplastos?

Cada orgánulo perteneciente a las células que componen a la planta, cumplen una función en específico. Y cuando se pregunta para qué sirven los cloroplastos, se sabe que están estructurados para ser capaces de realizar la fotosíntesis. A través de este proceso, es que la planta es capaz de producir distintos tipos de nutrientes que favorecen su crecimiento. Es así, como se considera un organismo autótrofo, capaz de producir sus propios alimentos, algo que no es común en organismos animales.

Para qué sirven los cloroplastos

Este tipo de plastidio se desarrolla únicamente en la zona de las hojas, donde puede recibir fácilmente los rayos del sol, lo que permite que pueda recibir la luz necesaria para realizar todos los procesos metabólicos del organismo. Es en su interior donde ocurre la transformación de la energía solar al reaccionar con el dióxido de carbono, para lograr que se produzca energía química, la cual servirá para sintetizar compuestos orgánicos.

Otras funciones que cumplen los cloroplastos

Si bien la fotosíntesis es la función de los cloroplastos que mayormente se reconoce, ellos realizan otro tipo de procesos que favorecen a la planta. En este sentido, durante la acción fotosintética ocurre una ruptura de la molécula del agua dentro de estos orgánulos, lo que permite la liberación de oxígeno. De esta manera, otros seres vivos pueden aprovecharlo en la respiración.

Dentro de los cloroplastos existe una sustancia sobre la cual flotan el resto de las estructuras internas, se le conoce como estroma. Este fluido tiene otra función de importancia, que es servir como almacén para el almidón. Los gránulos que se forman, contienen glucosa, y al ser insolubles existe la posibilidad de que sean observados a través del microscopio.

Para qué sirven los cloroplastos

También influye en el proceso de síntesis de biomoléculas, destacándose la asimilación de aminoácidos, sulfatos, vitaminas, ácidos grasos y otras sustancias necesarias para el desarrollo de la planta. Todo es a través de enzimas especializadas y los ribosomas. En el caso de los nitratos, su síntesis es esencial, ya que es la fuente principal de nitrógeno, un elemento de importancia para los organismos vegetales.

Por último, se destacan como orgánulos defensores. Esto se debe a que de por sí una planta no posee un sistema inmune que permita protegerla de todos los agentes externo que amenazan su salud. Los cloroplastos sirven de alerta para otras estructuras ante un riesgo inminente. Además, son capaces de producir ciertas sustancias que pueden combatir algunos patógenos.

Intervención de las partes internas de los cloroplastos en la fotosíntesis

Como sabemos, la fotosíntesis es el principal proceso que efectúan los cloroplastos para ayudar en la producción de alimentos para la planta. Pero es mediante la intervención de cada una de sus estructuras, que se logra realizar:

Tilacoides: intervienen durante la fase luminosa de la fotosíntesis. Es en estas vesículas donde se encuentra la clorofila, que es capaz de absorber la luz del sol durante el día., transformando esta energía en energía química, que será almacenada para ser utilizada durante la fase oscura. Es en esta misma estructura donde se lleva a cabo la ruptura de la molécula H2O, a través de la cual se podrá liberar el oxígeno a la atmósfera, mientras que el hidrógeno se almacena.

Para qué sirven los cloroplastos

Estroma: este fluido entra en acción durante la fase oscura. A través de este, el dióxido de carbono se une con el hidrógeno, utilizando la energía almacenada, lo cual da como resultado la formación de compuestos orgánicos necesarios para la planta. Además, también se destaca el proceso de fijación de carbono.

Función de los cloroplastos

En su mayoría, las plantas suelen ser de color verde. Esto se debe a unos orgánulos conocidos como cloroplastos, los cuales producen una sustancia que lleva por nombre clorofila. Es por ella, y otra función de los cloroplastos, que se produce la pigmentación verdosa en las hojas y tallos de ciertos organismos vegetales.

Pero estas estructuras no solo le dan un bonito aspecto a la plantas. La función de los cloroplastos va más allá, enfocándose en su crecimiento y desarrollo, siendo de gran ayuda en la nutrición, formando parte de los procesos metabólicos que involucran la síntesis de distintas sustancias. Es de esta manera, que cuando se habla de fotosíntesis, los cloroplastos juegan un papel importante, ya que a través de ellos, se absorbe la luz del sol y dióxido de carbono para transformar todo esto en alimentos para la planta, mientras que esta expulsa el oxígeno que será utilizado por los animales.

Función de los cloroplastos

Partes de los cloroplastos

A lo largo y ancho de las hojas, es que se distribuyen los cloroplastos, ya que la recepción de la luz solar es mucho mejor en esta zona. Una sola célula vegetal puede contener entre 10 y 100 cloroplastos. Estos se han destacado por tener una forma redondeada cubierta por dos membranas. La capa exterior posee una especie de poros que permite el paso de ciertas moléculas. Separadas por un espacio intermembranoso, se encuentra la segunda capa, dentro de la cual se encuentran una serie de estructuras, que permiten realizar toda función de los cloroplastos:

  • Membrana tilacoidal: se trata de una membrana lipídica que sirve como almacén para distintas proteínas y otras sustancias, destacándose los pigmentos fotosintéticos. Rodea al lumen, un líquido que forma parte del proceso de síntesis de ATP.
  • Tilacoides: son especies de vesículas aplanadas, que almacenan la clorofila. Suelen intervenir durante el proceso de captación de la luz del sol.
  • Granas: consiste en una pila de tilacoides, formando una especie de columna. En ellas se almacena la clorofila, sustancia encargada de absorber la luz solar.
  • Estroma: es la cavidad rodeada por la capa interna. Dentro de ella se encuentran suspendidas otras estructuras que intervienen en la fotosíntesis.

Función de los cloroplastos

Función de los cloroplastos dentro de la fotosíntesis

Las plantas son seres autótrofos, características que les brinda la posibilidad de producir su propio alimento. Para lograrlo, necesitan de distintas partes de su cuerpo para obtener sustancias que permitan completar su nutrición.

En este caso, para que un organismo vegetal pueda completar la fotosíntesis, necesita de los cloroplastos. Estructuras ubicadas en las hojas y tallos de la planta. Para que se cumpla este proceso, es necesario que cumplan ciertas etapas:

  • Fase luminosa: durante esta parte de la fotosíntesis, las hojas captan la luz del sol, a través de la clorofila. Se inicia la ruptura de la molécula del agua a través del proceso de fotólisis, esto permite la liberación de oxígeno a la atmósfera, mientras que el resto de la energía absorbida es almacenada en moléculas de ATP, siendo útil durante la fase dos.
  • Fase oscura: se produce a través del Ciclo del Calvin, donde el hidrógeno proveniente de la ruptura de la molécula H2O se combina con el CO2, produciendo de esta manera glucosa. Esta será indispensable dentro del proceso de respiración celular y la síntesis de otros compuestos orgánicos que favorecerán la alimentación de la planta.

Función de los cloroplastos

Las plantas sin cloroplastos

A diferencia de los animales, las plantas necesitan de los cloroplastos para poder producir su alimento. Ellos influyen en el proceso de crecimiento y desarrollo de estos organismos. Sin la existencia de estas estructuras, la planta no sería capaz de absorber la luz del sol o el dióxido de carbono, lo que le impediría realizar la fotosíntesis.

A través de este proceso, es que sería posible la obtención de energía química. Sin esto, el desarrollo de la planta se vería afectado, a tal punto de acelerar su proceso de muerte.