Cloroplastos y sus partes

Para que ocurra la fotosíntesis, es necesaria la intervención de los cloroplastos y sus partes, a través de los cuales será posible la transformación de energía lumínica en energía química, que será de gran utilidad en el desarrollo de las plantas. Pero otro factor de importancia, que hace necesario que se produzca este proceso, es que permite la expulsión de oxígeno, necesario para la supervivencia de otras especies.

Los cloroplastos en distintas especies vegetales

El estudio de los cloroplastos ha permitido identificar que su presencia es única en especies vegetales. Las plantas terrestres son los organismos que más se relacionan con estos orgánulos. La razón se debe a que dentro de estos se encuentra una sustancia de gran importancia dentro de la fotosíntesis: la clorofila. Es a través de esta, que la luz del sol que incide sobre las hojas de una planta, puede ser absorbida, y posteriormente utilizada para la producción de alimento, que favorece su desarrollo.

Cloroplastos y sus partes

Además de esto, permite darle esa pigmentación de color verde, siendo característico en estas especies. De esta manera, se reconoce que una hoja puede contener un gran número de cloroplastos a lo largo y ancho de su tamaño. Sin embargo, cada célula contendrá entre 10 y 100 orgánulos de este tipo.

Pero, existen otras especies del reino plantae, que también presentan en su estructura cloroplastos, y pertenecen a los ecosistemas acuáticos. Se trata de las algas, donde se han logrado destacar dos: la Spirogyra, que contiene dos células vegetales de este tipo, y poseen forma de hélice, y la Chlamydomonas, con un solo cloroplasto, que se asemeja a una copa. Todas estas especies, son capaces de realizar la fotosíntesis, siendo esencial para su alimentación, siendo consideradas de esta manera seres autótrofos.

Los cloroplastos y sus partes

La estructura de los cloroplastos se encuentra bastante definida, pudiendo reconocer fácilmente cada una de sus partes. Pero para conocer cómo está compuesto internamente, es necesario identificar la membrana doble que lo separa del citoplasma. Su capa exterior sirve como filtro de sustancias, las cuales penetran el orgánulo a través de los poros en su superficie. Seguidamente, se encuentra la segunda capa, la cual protege cada una de las estructuras internas, definiendo de esta manera:

  • Estroma: esta sustancia espesa se encuentra dentro del cloroplasto, y en ella se contienen el resto de las partes del orgánulo.
  • Membrana tilacoidal: esta membrana permite la formación de las tilacoides, manteniendo unas interconectadas con las otras.
  • Tilacoides: son una especie de sacos aplanados, que se van apilando uno arriba de otro hasta formar una columna.
  • Granas: este término se refiere a los grupos de tilacoides formados en pila.
  • Lumen: también conocido como espacio tilacoidal, es una sustancia dentro de las tilacoides, con una composición diferente a la del estroma.
  • Clorofila: es una sustancia de color verdoso, que está presente en la membrana de las tilacoides. Es la razón de que las plantas sean de color verde.

Cloroplastos y sus partes

Funciones de las partes del cloroplasto dentro de la fotosíntesis

Para que la fotosíntesis se de a lugar, cada una de las partes de los cloroplastos cumple una función esencial dentro de este proceso, permitiendo la nutrición de la planta. De esta manera, se divide en dos fases:

Fase luminosa: ocurre durante el día, en presencia del sol. Entra en juego la clorofila, que será la encargada de absorber toda la luz solar. Tras esto, se produce la ruptura de la molécula H2O, separando el hidrógeno y el oxígeno. Este último será liberado, y aprovechado por los animales. El resto de la energía, será guardada en moléculas de ATP para ser utilizadas más adelante en la fotosíntesis.

Fase oscura: una vez que ya el sol se ha escondido, se inicia la segunda fase, donde el hidrógeno se combina con el dióxido de carbono, produciendo glucosa y otros compuestos orgánicos. Estos, son sometidos a reacciones químicas, que permiten la producción de almidón y otras sustancias necesarias en la nutrición de las plantas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *